Exilio

Después de mi revés, en poco tiempo volveré a quedar sin ocupación, a mediados de agosto recibiré mi último cheque y me despediré, quizás por un buen rato, quizás para siempre, de mi querida Universidad y su hermosa Ciudad Universitaria, a diez años de haber llegado.

Estas vacaciones, en completa soledad, estoy culminando mis últimas actividades pendientes. También en estas vacaciones he comenzado el éxodo, acarreando de a poquitos las cosas que tenía en mi desaliñado cubículo compartido: libros, apuntes, unos tenis y una pelota de baloncesto, y sobretodo, recuerdos.

Me voy tranquilo pues nada debo a nadie. Lo único que lamento es no poder continuar acrecentando mi escasa pericia para impartir clase. Alguien que tomó mi primer curso – hace año y medio ya – me dijo que no estuvo mal, que no pareciera que era el primer curso que impartía, me halaga sobremanera que sea una persona muy inteligente quien me lo dijo.

Comentarios en: "Exilio" (3)

  1. Híjole… pues no sé qué decir… yo pasé por una experiencia como la tuya y la verdad es que es muy doloroso. Uno termina echando raíces en el lugar que lo estuvo alojando por años, y resulta difícil desperdirse, en especial si atrás se quedan proyectos no cumplidos y sueños pendientes.

    Tan bien es terrible quedarse sin empleo, pero ánimo, algo bueno tendrá que salir. Es mucho peor, créeme, quedarse encarrilado en un trabajo que realmente no es lo que quieres (oh, pues… ya vuelvo a hablar por mí).

    Suerte, que la despedida te sea más o menos leve y que mires al pasado con dulzura y al futuro con mucha emoción.

  2. @Aisling: gracias por las palabras de apoyo. Proyectos no cumplidos y sueños pendientes tengo de a montones, y muchos han quedado allá atrapados entre los muros y edificios de C.U. durante estos diez años.

    Lo del empleo es algo que bien o mal ya subsanaré. Lo que es irónico es que haya terminado por gustarme, pues en mis épocas de preparatoriano renegué al por mayor de la profesión de profesor. Ahora es altamente satisfactorio saber que por lo menos en dos o tres cabecitas dejé impronta, no muy profunda, pero impronta. Saluditos.

  3. Tu tambien experimentas cambios…por que? por k cambian las cosas? es verdad k uno reniega de lo k a veces tiene a la mano y cuando no lo tiene, se siente la necesidad de k siempre deberia estar ahi, d k siguiera el mundo su curso y k nada pasara. Los cambios duelen,pero hay k llevarlos con lo bueno y malo k trajeron,las despedidas duelen,por cortas o largas k sean,duelen cuando son akellas en las k nos despedimos de las cosas o seres k amamos.pero al final hay k aceptarlas y recordar amorosamente todo lo k nos dejaron.las cosas pasan por algo bla bla bla, k las etapas bla bla bla y k el plan de Dios para nosotros bla bla bla….el destino lo trazamos nosotros cada dia, a cada instante,con cada decisión k tomamos y esas al final son las k nos hacen ser lo k keremos ser: con decisiones e iniciativas propias dispuestas a conocer y enfrentar retos nuevos, o solo limitarnos a hacer lo k nos dicen.tu no eres de esos.ten por seguro k aunk no lo sepas, en algun lugar de esa enorme mansion en la k viviste, dejaste tu huella bien marcada y alguien te recordara con cariño.

    “lo k sientes es bueno, kiere decir k estas cambiando…”

    APRENDER A SER,APRENDER A HACER, Y APRENDER A APRENDER.
    CCH AZCAPOTZALCO
    F.A.C- CU

    “SOY,HAGO,APRENDO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: