Revolución

Hoy hace casi 100 años – en 1910 – dio inicio en México la Revolución Mexicana, una serie de guerras intestinas que redibujaron y redifinieron la estructura social y el poder político del país.

Germinada quizás a partir de muy buena intenciones, poco tiempo bastó para que las luchas y enfrentamientos desvirtuaran en una encarnizada batalla por los intereses propios de facciones políticas y militares. Los idearios de dicha Revolución social y armada en México – los hermanos Flores Magon -, y sus ejecutores  – Francisco I. Madero y el pueblo -, pronto se vieron rebasados por el desorden social desatado.

A río revuelto, ganancia de pescadores. Se cumplió el viejo proverbio popular y sabio, y en resumen el poder político de México sólo cambió de manos, y el país continuó con su crecimiento, más por inercia social y global que por verdadero progreso.

A 98 años de entonces, México se sigue vislumbrando como el pueblo violento, atrasado, y necio de hace un siglo. De aquellas épocas aún hacen eco sólo las proezas militares y de intención de personajes como Emiliano Zapata y Pancho Villa, protagonistas de aquella historia, y quizá los únicos personajes que realmente permanecen a manera de impronta imborrable en la conciencia popular mexicana, verdaderos artífices de la revolución para el pueblo – de forma justificada o no -.

De política sé muy poco, yo no sabría qué hacer para que aquellos ideales y buenas intenciones de entonces se vieran reflejadas en nuestra sociedad, pero a falta de capacidad para cambiar mi entorno social, hago el esfuerzo individual de cambiarme a mí mismo y a los que me rodean; enseño a mis sobrino a no tirar basura en la calle, a ahorrar energía eléctrica cuando no se ocupa, y a ver el estudio como un gusto y un privilegio y no como un compromiso.

A manera de colofón me gustaría recomendar un libro: “Los Relámpagos de Agosto”, de Jorge Ibargüengoitia, quien de manera simple y mordaz realiza un breviario ficticio de un general revolucionario, reflejando en su escritura todas las virtudes y vicios de nuestros “jefes revolucionarios”. Feliz aniversario de la Revolución a todos mis compatriotas.

Comentarios en: "Revolución" (2)

  1. Ahora sí que cosechamos lo que sembramos, y que el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones. ¿Qué hacer? Poner de grano en grano, aunque de lejos y cerca se vea interminable el mar. Uhhhhh… el último no es proverbio; los dos primeros sí…

  2. De grano en grano llena la gallina el buche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: