Gobierno

Voy terminando este libro, que además, en tiempo post electorales, no me deja mejor reflexión que el saber que, como sociedad, México siempre tira hacia atrás. Nos devoramos unos a otros en afán insano de poder y dinero. El hombre es el lobo del hombre.

Gobierno, escrita por Bruno Traven,  es una crónica un tanto extemporánea – escrita en 1931 – de las condiciones imperantes en haciendas y monterías del sur de México, durante el Porfiriato. No deja de recordar al México Bárbaro, de John Kenneth Turner, en su alusión a los “enganchadores”, tétricos personajes encargados de reclutar la fuerza de trabajo en aquellos tiempos. Sin embargo, Gobierno deja atrás el estilo descriptivo de Turner, para entregar una historia un tanto más humana, historia dotada de personajes con nombre y rostro, que si bien provienen de la imaginaría de Traven, pueden ser cualquiera de tantas personas que vivieron aquella época.

Don Gabriel Bermúdez es un traficante de ganado venido a menos, pero sus amplios contactos con gente del gobierno local sirven para posicionarlo como delegado de una remota población indígena, al sur del país. Sin capacidad o medio conocido para sacar “jugo” de su posición, Don Gabriel vivirá un tiempo dentro de la comunidad india refunfuñando su destino, hasta que el azar y una serie de incidentes lo conducirán hacia un muy provechoso medio de sacar partido de sus prójimos.

Una red muy amplia de corrupción, así como vicios propios de la idiosincrasia mexicana, son revelados de manera mordaz y con gran detalle, a través de la gran narración de Traven. Nada escapa a su ojo crítico: gobierno, iglesia, la clase comerciante y cada unos de los actores en esta historia son objeto del análisis realizado por la pluma y mano de Traven.

Si algo malo ocurría, era debido al voraz apetito de las monterías, que devoraban cientos de indios, a fin de proporcionar a los ciudadanos de los Estados Unidos de América y de Europa bellos muebles de caoba con que regalar a sus esposas, y recios y elegantes escritorios tras los que se sentaban los banqueros y los capitanes de la industria.

La tonelada de caoba costaba de setenta a ciento veinte dólares, puesta en Nueva York.

Vendiéndola a semejante precio era imposible cumplir al pie de la letra con los llamados derechos de los indios o con cualquiera de esas frases acerca del respeto a la humanidad, la camaradería y otras.  En ningún negocio bien organizado y del que surgen buenos dividendos, hay cabida para frases que expresan la idea de mejorar el mundo. Esas cosas se dejan a cargo de los idealistas, a quienes se les paga para que incluyan sus elevados términos en los diálogos de las películas, que por hacer sacar a las damas el pañuelo frecuentemente constituyen un éxito en taquilla.

Traven fue además, uno de tantos extranjeros que pisaron tierra Mexicana para no abandonarla jamás.

Enlace:

Traven en Wikipedia

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°

No hace mucho tuve oportunidad de trabajar para una Junta Municipal Electoral del IEEM, organismo ciudadano que tiene como función organizar las elecciones a nivel de cada municipio, tales como las que hubo hace 2 días. Nada más desalentador que saber que cada una de las posiciones laborales fuertes en dichos organismos lleva una “cargada”, cada personaje porta una camiseta de “color” bajo la camisa de la “institucionalidad” y propugna por los intereses de su partido. Es decir, que quien labora ahí, no es más que mero artifice de la gran tramoya que son las elecciones, teatro cuyos resultados están pactados por fuera y más allá de cualquier buena intensión ciudadana.

A nosotros, los ciudadanos comunes, nos toca corretear la chuleta a la usanza antigua y honesta, trabajando. Dejemos que aquellos de allá arriba se revuelquen en su cochinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: