Hace dos días el monitor de Leibniz, mi PC, comenzó a mostrar algunos desvarios: tras encender el ordenador y llegar a la pantalla de carga de Windows 7, el monitor misteriosamente dejaba de mostrar señal, pese a que el led azul indicaba señal activa de la tarjeta de video, y a que la máquina claramente mostraba avance en la carga del SO a través de los leds de disco duro.

El monitor en cuestión es un LG Flatron W1934S, resolución nativa de 1440×900, económico pero adecuado a mis necesidades. Tras merodear en algunos foros caí en la cuenta de que mi problema no es poco común, y que muchos usuarios de PC han llegado a esta instancia, generalmente en equipos ensamblados. En teoría el motivo de esta problemática tiene que ver con el aparente “deterioro” de los drivers de tarjetas de videos dedicadas. No sé cómo, pero en determinado momento los drivers de mi tarjeta de video simplemente comenzaron a actuar erraticamente provocando el citado fallo. Mi tarjeta de video es una modesta ATI Radeon HD 4670.

La solución fue sencilla, desinstalar la versión antigua de la suite Catalyst de AMD/ATI en modo VGA (tras presionar F8 al reiniciar la máquina), e instalar la nueva versión de la suite. Aprovecho para dejar un pantallazo de mi escritorio; el wallpaper me recuerda ligeramente al trabajo de Banksy, célebre e ignoto artista urbano.

Aprovechando los descuentos de fin de semana en Steam, por sólo 15 USD me hice de una copia de Call of Duty 4 Modern Warfare, juego del 2007 pero bastante vigente en cuanto a sus bondades multiplayer, según he estado revisando. Le di caña al juego en su modo de campaña, y pese a ser soberbia, llena de acción y con buena historia, la corta duración así como el escaso reto – al menos en la dificultad normal y la hard – me dan motivo para pensar que los FPS actuales distan mucho de lo que se lograba antes. No me remitiré a decir nombres, pero recuerdo bastante bien que este tipo de títulos antiguamente implicaban mayor reto.

Nunca se puede estar contento del todo, Black fue el último FPS decente que jugué, pero me arrancó arrebatos furibundos en contra del mando de la Playstation 2, en aquellos entonces decidí no recurrir más a este tipo de juegos en pro de una mejor salud para mi hígado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: