Generalmente hablo de álbumes individuales en Radio Serpenteo, pero ahora me interesa platicar de un gran trabajo recopilatorio. Symptom of the Universe: The Original Black Sabbath 1970–1978 es una compilación editada en 2002, y es excelente para introducirse a Black Sabbath. Yo comencé a escuchar esta banda – y muchas otras -, por influencia de unos hermanos extraños, mismos que desafiaron la imposición de gustos musicales ofertada por Siempre en Domingo, programa de variedades musicales “oficialista”, cobijado por Televisa y el PRI, y dedicado a embobar a la masa,  allá por la década de los 80’s.

Black Sabbath es prácticamente la banda que lo inició todo en el Heavy Metal; la parafernalia negra y demoníaca que rodea a este sub-género del rock se le debe a esta banda y a su concepto de fusionar un estilo de rock acelerado con letras relativas a hechiceros, demonios, mujeres disolutas y demás temas desafiantes de las buenas costumbres, el acto circense se redondeó con vestimentas negras, gritos desaforados y pirotecnia. El concepto pegó rápido y ganó adeptos, algunos demasiados crédulos, quienes tomando por bandera al nuevo género se dedicaron a dar rienda suelta a sus delirios y dotaron al movimiento musical de verdadera mística demoníaca, al punto de que actualmente grandes sectores de la sociedad creen que ésta es realmente la música del diablo y sus secuaces. Quienes realmente siguen este movimiento y se informan de sus orígenes saben bien que Black Sabbath simplemente apostó a generar música de horror, de la misma manera que en la literatura y en el cine se apuesta por el terror y el horror, constituyendo géneros bien definidos en estas artes. Black Sabbath montó su numerito y después de dedicó a vivir de él.

Dejando de lado toda la parafernalia satanista que rodea al grupo y al heavy metal, es en la calidad de la música en donde reside el mayor legado de Sabbath. El guitarrista Tony Iommi se erige como el verdadero líder espiritual de esta agrupación, pese al protagonismo del que gozó Ozzy Osbourne desde su debut y hasta su salida del grupo; este disco es precisamente un compendio de las mejores piezas de sus primeros 8 álbumes, con Ozzy en las vocales. En las primeras canciones se dejan adivinar aún matices de música negra, el original rhythm and blues que dio génesis y espíritu al rock, la maestría en la guitarra de Iommy, el efectivo bajo de Geezer Butler y la potente batería de Bill Ward se encargan de dar vida al nuevo subgénero del rock; las letras ya ostentan una atmósfera cargada de misticismo y ruina diabólica, y la voz aguardientosa de Ozzy se convierte así en grito primigenio e inaugural de un estilo de música que celebra rito de comunión con sus primeros seguidores, y los que están por venir.

Conforme avanzan las piezas, el estilo propio del grupo suena ya bien cimentado y cuajado, un heavy metal bien definido que aún al día de hoy no dejar de sonar novísimo, mientras que hacia el segundo disco de la compilación se comienzan a atisbar un estilo menos perturbado y, sorprendentemente, saltan de los parlantes algunas baladas que dan cuenta de la evolución en la personalidad de los músicos y su búsqueda de nuevos horizontes; es por ello que recalco que esta recopilación es perfecta para introducir a aquellos que nunca han escuchado a este grupo.

Black Sabbath, primera canción de su primer álbum, homónimo, abre también este disco recopilatorio; se renueva así el periplo cósmico del rock con esteroides que ya había iniciado Helter Skelter, de los Beatles, pero ahora si reclama su nombre con justo valor, Heavy Metal, y su esencia como subgenero del rock.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: