Archivo para la Categoría "Computación"

Overclocking Sapphire AMD Radeon HD 6850

A unos cuantos meses de haber renovado mi vieja HD Radeon 4670, pongo a prueba el margen de overclock de mi nueva Radeon HD 6850, una Sapphire modelo 315L para ser específicos. Utilice el software Trixx, propietario de Sapphire para modificar el core clock del GPU y la velocidad de la memoria de la tarjeta, además de FurMark para cargar (estresar) la tarjeta y comprobar su estabilidad, una aplicación 3D de stress y benchmark bastante demandante.

Realicé el overclock subiendo el valor de core clock con Trixx en intervalos pequeños – 5 MHz – y haciendo una prueba de estabilidad con Furmark en cada cambio, así hasta hallar el valor máximo de 965 MHz después del cual comenzaron a notarse artifacs en la aplicación 3D, restablecí el valor original de la frecuencia del GPU e hice incrementos cortos de 5 MHz en la frecuencia de la memoria, estresando la tarjeta con Furmark en cada cambio, así hasta hallar el valor de 1125 MHz después del cual la tarjeta falló y me obligó a reiniciar el sistema. De esta forma establecí el valor óptimo de overclock para mi tarjeta en 950 MHz para la frecuencia del GPU – 15 MHz menos de los 965 MHz – y de 1100 MHz para la frecuencia de la memoria – el 80% del incremento máximo, que fue 125 MHz, todo esto sin aumentar el voltaje de la tarjeta de video, la temperatura en carga es de unos 80 ºC aproximadamente – 20 ºC abajo del tope de 100 – con el ventilador trabajando a un 80% . La ganancia en FPS en FurMark fue de 6, 28 FPS para los valores por default y 34 FPS para los valores de overclock.

FurMark a valores de stock

FurMark a valores de overclock

En videojuegos, hice pruebas mediante FRAPS en 3 títulos distintos; en 2 juegos bastante demandantes – Metro 2033 y Battlefield 3 – la ganancia en el promedio de FPS fueron: de 44 a 50 FPS para Metro 2033, y de 44 a 51 para Battlefield 3, las ganancias en promedio son pequeñas pero si se considera lo demandante que son estos juegos se tiene mejor idea de lo que representan estos ligeros incrementos.

Dispersión de FPS para Battlefield con overclock, todos los detalles en alto (no ultra).

En cambio, para DIRT 3 la ganancia fue más significativa, despegando de 53 a 63 FPS, casi un 20% más, con todos los detalles en alto, lo cual habla muy bien de la optimización de este juego.

Benchmark de DIRT 3 a valores de stock

Benchmark de DIRT 3 a valores de overclock

Cabe resaltar que la resolución de mi LCD es de 1440 x 900 pixeles, algo baja para los estándares de hoy día – la adquirí hace más de 2 años -, pero suficiente en mi caso particular; mi interés principal es subir el rendimiento de los gráficos en Battlefield 3, cuyo multiplayer es realmente viciante y por lo cual aún una pequeña ganancia de 7 FPS es significativa para mi; en juegos de menor calidad en los gráficos pero más optimizados en rendimiento, la ganancia puede ser mayor. En resumen la AMD Radeon HD 6850 es un GPU con gran margen de overclock, recomendable para sistemas de rendimiento medio; es necesario mencionar además que Trixx permite guardar diferentes perfiles en los valores de la GPU, por lo cual podemos tener la tarjeta con valores de stock para el uso común del ordenador, y cambiar rápidamente a valores de overclock para los juegos en unos cuantos clicks.

Atención: el overclock de un GPU es una práctica sólo recomendada con cautela, es requerida la utilización de una fuente de poder confiable y estable; esta práctica inválida prácticamente la garantía de las piezas de hardware; sirva este post como breve guía de su implementación, pero por ningún motivo me hago responsable de anomalías o desperfectos derivados de una mala interpretación de esta entrada o miniguía.

Anuncios

Habilitar red inalámbrica de Dell Mini 10 en Ubuntu NE

Apenas esta semana quise trastear un poco con Ubuntu Netbook Edition en una pequeña Dell Mini 10; instalé la versión 10.04, y después de jalarme las greñas por una hora queriendo configurar la red inalámbrica de casa, caí en cuenta de que el sistema operativo no reconocía la tarjeta de red incorporada en la netbook. Afortunadamente el mundo Linux está inundado de personas siempre dispuestas a ayudar, y rápidamente dí con la solución a través de San Google; el procedimiento no puede ser más sencillo, pero como la información puede ser valiosa a algunas personas, detallo rápidamente en este post el método descrito en su mayor parte en el siguiente enlace (en inglés):

https://help.ubuntu.com/community/WifiDocs/Driver/bcm43xx

1. Conectar la netbook a internet a través de un cable de red ethernet.

2. Habilitar una ventana de la terminal, en el menú de Accesorios, y ejecutar el comando lspci, dicho comando desplegará en pantalla el nombre de los dispositivos PCI presentes en el sistema. Revisa que el modelo presente en tu máquina sea compatible con la guía presente.

(más…)

Windows 7 en Dell Inspiron 6000

Existiendo algunas cuantas entradas referentes a Linux en este blog, cualquiera imaginaría que soy un recalcitrante entusiasta del software libre, pero este blog no es para fomentar entusiasmo exacerbado por dicho SO o aplicaciones afines, sino para otorgar honor a quien honor merece.

Establecido lo anterior, lo que compete a esta entrada es informar que la versión original de Windows 7 Professional corre impresionantemente bien en la vieja Inspiron 6000 que poseo desde 2005, y que utilizo para el trabajo; ésta cuenta con un modesto procesador Intel Pentium M 730, y le he actualizado la memoria RAM a su capacidad máxima de 2o48 Mb, y el disco duro por uno de 160 Gb.

Quizá 5 años no sean tanto tiempo, pero para la tendencia moderna de renovar rápidamente todos nuestros bienes electrónicos – a riesgo de parecer fuera de moda por no hacerlo – 5 años si lo son. En principio pensé en renovar a Newton, mi laptop, por una máquina nueva, pero viendo que aún daba batalla decidí probar su rendimiento con Windows 7.

¿Por qué utilizo Windows existiendo GNU/Linux? Parte de mi trabajo me impone utilizar el sistema operativo de Redmond; además al ensamblar a Leibniz, mi PC de escritorio, para sacarle provecho con algunos juegos instalé una versión de Windows 7, y observé que el rendimiento es bueno. Sé bien que estoy a expensas de ser infectado con virus y mil aplicaciones chorras que bajan de la red, pero Newton es sólo utilizada por mi y sólo para cuestiones de trabajo.

Creo que difícilmente existirán por ahí personas con hardware tan viejo que quieran instalar esta nueva versión de Windows en él, pero si a alguien le pica la curiosidad, le pongo al tanto de que los drivers de sonido y video otorgados por el servicio de soporte del sitio de Dell funcionan muy bien, y que para la tarjeta de red wireless integrada – una Intel ProWireless 2200 b/g – pueden bajar los drivers pertinentes desde el sitio de Intel. O se pueden despachar aquí también:

http://www.box.net/shared/r6bv16nk98

Casi todas las aplicaciones alojadas en Newton y que me sirven como herramientas de trabajo son software libre, y cabe darles mención porque la realidad es que son sensacionales:

  1. Firefox, el mejor navegador web.
  2. Thunderbird, para dar lectura al correo del trabajo.
  3. Sunbird, para llevar un calendario y control de actividades.
  4. Gimp, para editar imágenes.
  5. 7-Zip, para comprimir/descomprimir archivos; olvídense de Winzip y Winrar.
  6. PDF Creator, para generar documentos PDF.
  7. Inkscape, para algunos diseños sencillos que tengo que realizar, como flyers.

Así luce la nueva cara de Newton:

Saludos a ti que leíste.

Xubuntu 10.04 y algunas vicisitudes con esta distro

La más reciente versión de Ubuntu no me gustó. No podría decir por qué, pero su interfaz de facto no cumplió su cometido para mi, y aunque conozco bien que la interfaz de cualquier distribución Linux se puede personalizar, siento enfado en gastar demasiado tiempo buscando temas y packs de iconos en gnome-look, o cualquier otro sitio del estilo. Además de ello, siento que esta versión simplemente se comporta como un lento y viejo camión en mi vetusta laptop Inspiron 6000, la cual sinceramente ya está buscando jubilación.

He sustituido Ubuntu por Xubuntu, y la mejora en rendimiento ha sido satisfactoria, aunque no grandiosa. Xubuntu dista mucho de ser la distro perfecta y he encontrado algunos puntos negativos en ella.

Por default, el administrador de archivos Thunar no reconoce la partición en donde se encuentra instalado Windows XP en mi laptop, así que tampoco puedo montar dicha unidad para compartir archivos. La solución es sencilla:

1. Abrir el gestor de paquetes Synaptic e instalar los siguientes paquetes: ntfs-3g y ntfs-config. Tras la instalación fresca de la distro seguramente el primer paquete ya se encuentra instalado, pero el segundo paquete no, y será éste el que habilité una pequeña interfaz gráfica que permita montar una partición NTFS, como aquella donde reside Windows XP para mi máquina.

2. Abrir la Herramienta de Configuración NTFS, disponible ahora en la carpeta Sistema, dentro de las Aplicaciones. En esta herramienta hay que activar el soporte de escritura en unidades externas e internas, además, en configuración avanzada se puede habilitar el montaje automático de una partición, eligiendo en qué punto del sistema de archivos queremos montarla. En mi caso, habilité el montaje dentro de una carpeta denominada WinXP, en la ruta “/media“.

Es recomendable también instalar el paquete startupmanager, que sirve para personalizar el arranque de los sistemas operativos presentes en la máquina. Antiguamente modificaba y personalizaba el arranque manualmente, modificando el archivo menu.lst propio del gestor de arranque GRUB, pero no recuerdo desde qué distribución esto cambió, GRUB fue sustituido por GRUB 2 y esta configuración quedó dividida en 2 o 3 archivos, dándome una terrible hueva volver a modificarla a mano.

Por último, lejos de ser tristona, la interfaz obscura de esta nueva versión de Xubuntu, desde mi punto de vista rifa. Y las chancletas Converse, también.

Para ti que caíste por aquí, un gran saludo.

Andanzas de un monitor rebelde y un comentario acerca de los FPS actuales

Hace dos días el monitor de Leibniz, mi PC, comenzó a mostrar algunos desvarios: tras encender el ordenador y llegar a la pantalla de carga de Windows 7, el monitor misteriosamente dejaba de mostrar señal, pese a que el led azul indicaba señal activa de la tarjeta de video, y a que la máquina claramente mostraba avance en la carga del SO a través de los leds de disco duro.

El monitor en cuestión es un LG Flatron W1934S, resolución nativa de 1440×900, económico pero adecuado a mis necesidades. Tras merodear en algunos foros caí en la cuenta de que mi problema no es poco común, y que muchos usuarios de PC han llegado a esta instancia, generalmente en equipos ensamblados. En teoría el motivo de esta problemática tiene que ver con el aparente “deterioro” de los drivers de tarjetas de videos dedicadas. No sé cómo, pero en determinado momento los drivers de mi tarjeta de video simplemente comenzaron a actuar erraticamente provocando el citado fallo. Mi tarjeta de video es una modesta ATI Radeon HD 4670.

La solución fue sencilla, desinstalar la versión antigua de la suite Catalyst de AMD/ATI en modo VGA (tras presionar F8 al reiniciar la máquina), e instalar la nueva versión de la suite. Aprovecho para dejar un pantallazo de mi escritorio; el wallpaper me recuerda ligeramente al trabajo de Banksy, célebre e ignoto artista urbano.

Aprovechando los descuentos de fin de semana en Steam, por sólo 15 USD me hice de una copia de Call of Duty 4 Modern Warfare, juego del 2007 pero bastante vigente en cuanto a sus bondades multiplayer, según he estado revisando. Le di caña al juego en su modo de campaña, y pese a ser soberbia, llena de acción y con buena historia, la corta duración así como el escaso reto – al menos en la dificultad normal y la hard – me dan motivo para pensar que los FPS actuales distan mucho de lo que se lograba antes. No me remitiré a decir nombres, pero recuerdo bastante bien que este tipo de títulos antiguamente implicaban mayor reto.

Nunca se puede estar contento del todo, Black fue el último FPS decente que jugué, pero me arrancó arrebatos furibundos en contra del mando de la Playstation 2, en aquellos entonces decidí no recurrir más a este tipo de juegos en pro de una mejor salud para mi hígado.

De Windows y Roma (1er. Temporada)

Entrada escrita totalmente en ambiente Windows. Por alguna razón fuera de mi entendimiento, mi vieja laptop Dell Inspiron 6000 comenzó a dar guerra sin cuartel. Parones inesperados, reinicios frustrados del entorno gráfico, congelamiento total sin mayor opción que dar el sacrosanto y poderoso reset. La utilidad fsck de Linux reportó problemas en el sistema de ficheros del disco duro, realizó las reparaciones de rutina y… nada, lo mismo. Respaldé información, formateé el disco, y realicé la instalación fresca del nuevo release de Linuxmint, Felicia; para mi sorpresa obtuve el mismo comportamiento errático y desesperante. Comprobé la memoria ram – 2 módulos Kingston de 1 Gb cada uno, con antigüedad no mayor a 6 meses – a través de Memtest; como era de esperarse, los módulos trabajan a la perfección. Dados los sospechosos resultados de fsck, arranqué la máquina con un LiveCD y comprobé la integridad del disco duro a través de smartmontools, según las pruebas el disco está inmaculado. Testdrive, incluido en Parted Magic, nuevamente comprobó la supervivencia del disco duro. Finalmente, dadas las nulas ganas de trastear con la máquina por ahora, saqué mi antiguo respaldo del sistema operativo original de la laptop, y lo instalé. De momento vale más malo conocido que bueno por conocer, y por ahora Windows XP no parece tener problemas en correr sobre la máquina. Ya habrá tiempo y disposición de regresar al venerable Linux.

Dejando el tópico informático a un lado, deseo recomendar encarecidamente que vean – si aún no lo han hecho – la serie Roma. Escasos 30 minutos tiene que terminé de ver la primer temporada, y no puedo dejar de sonreír al recordar los inesperados giros del argumento de la trama, y de regodearme en la complacencia de haber adquirido la serie en módico 50% de descuento.

(más…)

Colección de Wallpapers Firefox

Tengo a mi cargo el mantenimiento “técnico” de las computadoras de un destartalado cibercafé. Ante la  avalancha de virus, spyware y demás vorágine de bichos digitales que descienden de la red y merman el funcionamiento de las máquinas – basadas en Windows -, he tratado de convencer a los dueños, sin éxito, de buscar alternativas para optimizar el funcionamiento de las computadoras y reducir el número de formateos por año de las mismas. Alguna vez les mencioné Linux pero hicieron cara de espanto, cara de ¿what?

Abandoné la idea de Linux por la paz, pero traigo entre ojos al navegador Internet Explorer, así que he asumido plan de evangelizador. He descargado e instalado Firefox 3.0 en las computadoras, pero sin ningún tipo de promoción he notado que la gente hace caso omiso del acceso directo que puse en el escritorio de cada máquina, y sigue utilizando el infumable Explorer. Así que he tomado medidas más drásticas (espero que funcionen): he predeterminado el uso de Firefox como navegador web, coloqué la página de promoción de Firefox – www.getfirefox.com – como la pagina principal en Internet Explorer, y descargué y puse como fondos de escritorio algunos de los wallpapers contenidos en esta colección; son 192, hay para todos los gustos, algunos diseños son realmente impresionantes, les muestro algunos en liga directa, para visualizar todos no olviden ir a la liga original, disfrútenlos.

Actualización al 17 de Noviembre de 2008: el enlace hacia la colección ha sido deshabilitado y por lo tanto los wallpapers ya no están disponibles, disculpe la molestia.